viernes, 11 de diciembre de 2015

Jabón de Turrón para una Navidad muy dulce

Hace tres años mi cabeza no paraba de dar vueltas para elaborar un jabón muy navideño. En esas estaba cuando mi amiga Cris llegó con una idea arriesgada: un jabón de turrón. He de decir que además de la idea trajo un recipiente de turrón artesano para la ocasión, gentileza de un fabricante de Biar y como no hay nada que me guste más que un reto improbable me puese al lío. He de decir que clavé la fórmula a la primera, desde ese primer jabón no he variado nada de ella y no creo que lo haga en años venideros porque es formidable. Está elaborado con aceites de oliva, coco, palma, soja y almendras, además de mantecas de cacao y karité y una pequeña cantidad de turrón, aroma de miel y aceite esencial de canela.
Hice la primera barra de prueba, 1.300 gramos de dulzura con aroma a miel y canela que resultó ser uno de mis mejores jabones. Repartí algunas pastillas entre amistades y familia para que testaran el producto y no sé como me vi haciendo otra barra porque se amontonaban los pedidos.
Dado el éxito, al año siguiente tiré por la via de enmedio y preparé un molde de 4.300 gramos, pensando en utilizar gran parte en regalos para la familia, pero duró tan poco que me ví obligada a preparar otra tanda. El éxito fué tal que terminé vendiendo los jabones descartados que había guardado para mi consumo, a la gente le daba lo mismo que no fueran perfectos.
Este año, comencé la producción con un pedido de minijabones para una amiga que los obsequiará a sus clientes estas fiestas, así que he preparado en total más de 12 kilos de jabón, veremos lo que nos depara el año próximo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada